Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

aplicacion de las nuevas tecnologias al sector educativo

Centros y Docentes

ESPACIO PARA DOCENTES TIC ACTIVOS DEL PROGRAMA ESCUELA 2.0
Directorio de recursos educativos catalogados por cursos y competencias,
blogs de profesores y centros, listado de herramientas 2.0, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Artículos y actualidad

¿En qué nivel de docencia estás?

¿Qué tipo de profesor o profesora eres? ¿Qué puedes mejorar? ¿Ajustas bien, en tus Programaciones Didácticas de aula, los objetivos con las actividades? ¿En qué basas tu evaluación? Las preguntas clave de Ammar Merhbi y la alineación Biggs; no te pierdas este artículo de EducTechalogy
 
programacion didactica
Recientemente, hubo un vídeo en Youtube, que ha "rodado" mucho, en que un profesor hace una demostración de cómo dar una clase usando la interacción personal real-virtual. Básicamente, el "él" real interactuaba con un vídeo pregrabado de su "él" virtual (si quieres ver el vídeo, aquí lo tienes: bit.ly/M9yYCR). Podemos afirmar, sin duda, que sus alumnos y alumnas pasaron un rato divertido pero... ¿realmente ha habido aprendizaje? 

La enseñanza y el aprendizaje tienen lugar en sistemas integrales, no limitados a niveles de aula, departamento e institución. En un sistema en el que los componentes no estén correctamente alineados, sólo los/as estudiantes con un ritmo de aprendizaje óptimo podrán avanzar debidamente. Sin embargo, en un sistema cuidadosamente calibrado, todo el alumnado se beneficiará de actividades y aprendizajes signficativos. Un ejemplo de éstos es la alineación Biggs: el modelo de plan de estudios, de programación, optimiza las condiciones del aula. En esta alineación, constructiva, se especifican los resultados deseados de nuestra labor docente en términos de nivel de comprensión, más que en términos de tema y unidad didáctica. A partir de esto, podemos construir un entorno de actividades para apoyar ese objetivo.

Hay cuatro pasos, principalmente; podemos resumirlos así:
1. Definimos los resultados de aprendizaje previstos (RAP)
2. Elegimos las actividades que den lugar a lograr los RAP
3. Evaluamos a los y las estudiantes a partir de esas actividades - son resultados reales de aprendizaje - para ver si han alcanzado los RAP
4. Fijamos una calificación final


Entonces, se distinguirían tres niveles de concepción de la docencia, por parte de los profesores y las profesoras:

NIVEL 1
Tiene más que ver con una concepción acerca del alumnado en el que la evaluación es una forma de "ordenar" a los/as buenos/as alumnos/as y a los/as malos/as y la "culpa" de los buenos o malos resultados y del enfoque metodológico recae sobre éstos/as

NIVEL 2
Se centra en el o la docente: es el/la responsable de todo. Desde este enfoque, hay "buenos/as profesores/as" y "malos/as profesores/as"; la culpa de los buenos y malos resultados del alumnado recae directamente sobre el profesorado. Los profesores y profesoras que están en este nivel invierten mucho tiempo en su desarrollo profesional, en la lectura de consejos y trucos para activar la docencia y motivar al alumnado. A menudo, consiguen todo lo contrario y logran una clase de alumnos y alumnas pasivas, a los que el/la profesor/a inculca una autoconcepción de sí mismos/as similar a la de cántaros vacíos que sólo él/ella puede llenar. Eso no quiere decir que sus clases no sean entretenidas; de hecho, muy a menudo, lo son. Pero, ¿y el aprendizaje? El profesor del vídeo estaría en este estrato.

NIVEL 3
Los/as docentes de más alto nivel: preocupados/as por lo que los/as estudiantes HACEN antes, durante y después del proceso de enseñanza-aprendizaje. El resultado es importante y, por lo tanto, pone gran énfasis en las programaciones y el diseño de las actividades, asegurando su significatividad y su alineación con los objetivos de la materia.


¿En qué nivel estás tú? Piensa de nuevo en tu forma de programar y llevar la programación de aula, precisamente, al aula: ¿cómo puedes definir objetivos-actividades? ¿Cómo facilitar el aprendizaje? ¿Qué ambiente vas a diseñar? ¿Están las tareas centradas en los resultados que esperamos y tienen sentido, a la vez, fuera de éstos?

0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España