Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

aplicacion de las nuevas tecnologias al sector educativo

Centros y Docentes

ESPACIO PARA DOCENTES TIC ACTIVOS DEL PROGRAMA ESCUELA 2.0
Directorio de recursos educativos catalogados por cursos y competencias,
blogs de profesores y centros, listado de herramientas 2.0, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Artículos y actualidad

Los(as) buenos(as) docentes no abundan

Daniel Lautzenheiser, director del programa de estudios de Política de la Educación en American Enterprise Institute, deja esta reflexión que, esperamos, genere polémica entre vosotros y vosotras, en la revista online Education Week (en inglés) sobre la escasez y la dificultad de encontrar buenos profesores y buenas profesoras. Antes de nada, comentaros que está contextualizada en el sistema educativo estadounidense y que las reglas de ingreso y egreso son considerablemente diferentes a las españolas
 
EL GRAN PROBLEMA: es difícil encontrar buenos(as) docentes. La enseñanza eficaz es un problema central y destacado en el K-12, que ocupa un lugar preeminente en las conversaciones sobre reformas educativas. La Gates Foundation resume el tema de la siguiente forma: "la evidencia muestra, claramente, lo que la mayoría de las personas saben intuitivamente: los(as) profesores(as) son más importantes para el aprendizaje del alumnado que cualquier otra cosa dentro de un centro educativo". Los periodistas, como Malcolm Gladwell, han intervenido: la investigación sugiere que la eliminación de un 5% o 10% de la plantilla docente - que parecen resultar ineficientes - y su substición por profesorado más capacitado (o, incluso, en la media) mejoraría, por sí solo, el rendimiento de los y las estudiantes.

A pesar de innumerables esfuerzos por parte de expertos y expertas, fundaciones y centros educativos todavía tenemos que encontrar qué es eso que hace de un(a) profesor(a) un(a) BUEN(A) PROFESOR(A). La fórmula habitual suele ser una mezcla de años de experiencia, aptitud innata, títulos obtenidos... Pero el economista Dan Goldhaber han encontrado que sólo el 3% de las contribuciones de la(el) docente al aprendizaje del alumnado se asocian con la experiencia laboral o la nota media en los grados académicos alcanzados. El 97% se asocia con la "calidad" y conductas que son dificilísimas de aislar e identificar.

Estos resultados dejan patente la importancia de un buen personal docente - lo cual ha sido siempre una cosa muy discutida y no es, en absoluto, novedoso - pero, sin embargo, lo que sí es novedoso y sí sorprente, es la insistencia para determinar lo que "funciona" a la hora de medir eso que llamamos "calidad docente"; sus cruzadas se aplican a todos los centros educativos, barrios, ciudades. Independientemente del contexto y sin sensibilidad hacia las demandas idiosincráticas, fijamos una vara de medir absolutamente rígida.

 
El verano pasado, Randi Weingarten, presedente de la Federación Americana de Maestros(as), declaró que, "Es hora de dejar de hablar de la importancia de la calidad docente y empezar a construir un sistema educativo de calidad mediante la formación de los profesores y el apoyo profesional permanente". Las calificaciones en las escuelas normales (donde se forman los maestros y maestras, similares al Grado en Magisterio español) son excelentes, pero son irrelevantes para el alumnado que llegará posteriormene.
 
Ataques similares aparecen, promoviendo una alternativa diferente de contratación de profesores(as) y programas de certificación; todo esto, sin mencional las críticas del Consejo Nacional de Calidad de los(as) Maestros(as), que tuvo la audacia, recientemente, de sugerir que las Escuelas Normales (o Facultad de Magisterio y de Formación del Profesorado, en el caso de la Educación Secundaria de España) no siempre ofrecen la mejor preparación - desde el punto de vista académico y práctico -  para el futuro y la futura docente.

Teniendo en cuenta lo difícil que es encontrar la receta de lo que es y no es Calidad Docente, este rechazo de métodos alternativos a la contratación y certificación, y la contínua insistencia, a la vez, en mantener el status quo, parece una totntería. Una Nación, como EEUU, que cuenta con más de 3.000.000 de maestros y maestras en escuelas públicas, operando en contextos muy diferentes, en una época llena de innovaciones y cambios, lo que sí tiene sentido es ser lo más flexible posible para conseguir buenos(as) maestros(as) y profesoras(es).

El profesorado ideal depende, en muchos aspectos, del contexto del centro educativo. Por ejemplo, incluso entre los programas de contratación de profesores y profesoras y en las escuelas subvencionadas (no hablamos del sistema educativo español) que operan en entornos parecidos, hay ligeras diferencias sobre lo que cada centro requiere. Teach for America, que intenta emplear a los mejores graduados universitarios en la enseñanza en distritos urbanos y rurales incluye, en sus criterios, la fidelidad y compromiso con la diversidad. YES Prep, en Houston, tiene otra métrica: ha pasado los últimos años investigando la psicología del comportamiento apra aplicarla a descifrar las características personales de los profesores y profesoras con mejor desempeño.  
 
¿Qué encontraron? Podríamos pensar que todos y todas estaban muy preocupados(as) por la justicia social y la paz mundial, pero, en cambio, lo que hallaron es que uno de los factores más importantes en los y las docentes de alto rendimiento es el pesimismo. Sí, el pesimismo: docentes que internalizan el fracaso, asumen la responsabilidad de éste y se esfuerzan por mejorar, escapando de un optimismo ciego que asume que las cosas saldrán bien.
 
El truco es no obsesionarse con lo que hace a un(a) profesor(a) "bueno" o "buena" para unirse a la profesión: las políticas del cambio deben estar abiertas, flexibles, en la incoporación y mucho más ajustadas ante los resultados

Entonces, resumiendo, y a modo de conclusión, algunos pensamientos rápidos:
 
  • Debemos seguir invirtiendo en diseñar herramientas para evaluar, de un modo robusto, a los mejores profesores y a las mejores profesoras: esto incluye las mediciones, con valor agregado, del rendimiento de sus estudiantes como una pieza más del rompecabezas
  • La compensación de las(os) docentes no debe vincularse a los títulos y años de experiencia exclusivamente, sino a la calidad del trabajo y al logro académico de su alumnado
  • Deberíamos permitir programas de certificación alternativa
0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España