Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

Padres

Familias

INTERNET, UN MUNDO DE POSIBILIDADES
Buenas prácticas, guías para un correcto uso de las tecnologías y redes sociales, blogs,
enlaces de interés, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Actualidad

Cómo mejorar la inteligencia de nuestros hijos

La interligencia de un/a niño/a debe tratar de mejorarse desde el mismo momento del parto. Cualquier padre/madre quiere lo mejor para sus hijos/as, harían todo lo posible para hacerles la vida más cómoda y sueñan con que tengan un futuro óptimo y se desarrollen como personas adultas con una vida digna. Para lograr estos objetivos, muchos/as se basan en la educación, pensando en ella como un regalo para sus hijos/as, además de algo fundamental. Sin embargo, enviar a sus hijos/as a los mejores colegios posibles no es suficiente para estos/as padres/madres, quienes además buscan mejorar por encima de todo la inteligencia de sus hijos/as, de manera que puedan afrontar el futuro de manera más sencilla. 
 
La inteligencia del niño debe potenciarse desde la edad temprana
UN COMIENZO TEMPRANO:

El esfuerzo por mejorar la inteligencia de los/las niños/as debe comenzar en la etapa infantil: son muchas las investigaciones que muestran que el cariño que se recibe de bebé, por parte de los/las padres/madres, hace que el cerebro se desarrolle a pasos agigantados, ya que tocar al bebé estimula su cerebro. Por este motivo precisamente, muchos expertos recomiendan que los/las padres/madres toquen a sus bebés tan a menudo como les sea posible y les den muchos masajes, de manera que el bebe les mire y sienta el contacto con la piel de sus padres/madres. Además, se dice que la estimulación sensorial aumenta el número de conexiones cerebrales que tiene el bebé, algo muy importante, ya que ésto ayudaa los seres humanos a procesar información y a resolver los problemas que se les plantean de forma eficaz. 

Por otro lado, los estudios realizados también muestran que la lectura y el canto que se le proporcionan a un bebé desde edades temprana, le ayudarán también a desarrollar su pequeño cerebro: a pesar de no entender lo que se le dice, el bebé prestará atención y escuchará. Además de todo esto, es bueno que el bebé tenga a su alrededor objetos de diversos tamaños, formas geométricas, colores... Que pueda observar fotos y videos familiares... de tal manera que capturemos su atención.

Otra recomendación que dan los/las expertos/as es que las madres recurran a la lactancia, ya que durante la misma, el niño absorberá todos los nutrientes necesarios para mantener su cerebro en continuo desarrollo y será inmune a algunas enfermedades gracias a la leche materna. Por todo esto, la mayoría de los/las pediatras aconsejan a las madres que amamanten a sus hijos durante el todo el tiempo que les sea posible.

Una vez que el bebé comienza a desarrollar su lenguaje, no debemos hablar con el como si se tratase de otro niño, si no que debemos hablarle correctamente y corregirle cuando dice alguna palabra mal, ya que si no tomará por ejemplo nuestra manera de hablar, absorbiendo un lenguaje incorrecto, algo que podría crearle futuros problemas en el habla.
 
 
DURANTE LA NIÑEZ:

Una vez que el bebé deja de ser un bebé y va adentrándose en la etapa de la niñez, debe desarrollarse su afición por la lectura. Los/las padres/madres deben proporcionar a sus hijos/as libros que tengan numerosas imágenes y colores, que llamen su atención, apoyándoles en la lectura. Además, deben estar muy atentos/as a la hora de elegir los juguetes que sean apropiados para el desarrollo (aquellos que el/la niño/a pueda explorar o con los que pueda interactuar). 
 

DURANTE LA EDAD ESCOLAR:

Cuando los/las niños/as aterrizan en la escuela, los/las padres/madres deben cumplir su función de guías, apoyándoles en las actividades educativas. A medida que el/la niño/a va ceciendo, los/las padres/madres únicamente serán responsables de la supervisión y orientación de su hijo/a en el camino de la vida: por ejemplo, deben inculcar al/a la niño/a el hábito de hacer los deberes antes de ver la televisión o jugar con el ordenador, dando prioridad a unas cosas frente a otras, algo que en la escuela no se aprende tan fácilmente. 

¿Y vosotro/as, qué experiencia tenéis como padres/madres sobre el desarrollo de vuestros/as hijos/as?

0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España