Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

aplicacion de las nuevas tecnologias al sector educativo

Centros y Docentes

ESPACIO PARA DOCENTES TIC ACTIVOS DEL PROGRAMA ESCUELA 2.0
Directorio de recursos educativos catalogados por cursos y competencias,
blogs de profesores y centros, listado de herramientas 2.0, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Artículos y actualidad

Preservar el placer de la lectura profunda.

 
Lectura profunda
Debemos preocuparnos hoy en día por la supervivencia del ser humano que se siente amenazado incluso en su propia casa: el/la lector/a profundo/a. La "lectura profunda" es, a diferencia de la lectura diaria y superficial, una práctica que se encuentra en peligro de extinción, así que debemos tomar medidas para perseverarlo. Su desaparición podría poner en peligro el desarrollo intelectual y emocional de las futuras generaciones (generaciones digitales), así como la perpetuación de una parte fundamental de nuestra cultura: las novelas, poemas y otros tipos de literatura únicamente pueden apreciar los lectores cuyos cerebros, literalmente, han sido entrenados para aprender.

Recientes investigaciones en el ámbito cognitivo, de la psicología y de la neurociencia han demostrado que existe una experiencia única en la lectura lenta, rica de detalles sensoriales, emocionales y morales. Aunque la lectura profunda no requiere un libro convencional de manera obligatoria, sí que es excepcionalmente favorable a la hora de llevar a cabo la experiencia de la lectura profunda, ya que le permitirá estar totalmente inmerso en la narrativa, sin la distracción que podría producirle un libro digital. 
Dicha inmersión mejora la forma en que el cerebro maneja el vocabulario, los detalles de éste, la alusión y la metáfora: el cerebro ha de crearse una representación mental a través de las regiones cerebrales que se encuentran activas, en función de cómo lo haría en una situación real.

La lectura profunda de libros se diferencia mucho de la lectura digital que tendemos a llevar a cabo hoy en día, tanto en la experiencia que experimentan las personas como en las capacidades que desarrollamos. Las investigaciones sugieren que la lectura en línea puede ser menos atractiva y menos gratificante, incluso para los/las "nativos/as digitales", a quienes les resulta muy familiar. El mes pasado, por ejemplo, la National Literacy Trust de Gran Bretaña dio a conocer los resultados de un estudio realizado a 34.910 jóvenes de ocho a dieciséis años. Los investigadores afirman que el 39% de los jóvenes leen diariamente a través dispositivos electrónicos, pero sólo el 28% lee mediante libros impresos. Los que leen sólo en pantalla eran tres veces menos propensos a decir que les gusta leer mucho, y un tercio menos de probabilidades de tener un libro favorito. 

Para entender por qué deberíamos preocuparnos por cómo leen los/las jóvenes (y no únicamente de si leen) tenemos que saber que la forma en que se lee ha evolucionado notablemente en los últimos tiempos. "Los seres humanos no nacen para leer", comenta Maryanne Wolf, director del Centro de Lectura e Investigación de idiomas de la Universidad de Tufts, y autor de "Proust y el calamar": "a diferencia de la capacidad de comprender lo que se lee y producir lenguaje, la capacidad de leer debe ser cuidadosamente adquirida por cada individuo. Los "circuitos de lectura" que construimos son reclutado de las estructuras en el cerebro, el cual evolucionócon otros fines independientes de la lectura. Estos circuitos pueden ser débiles o fuertes, dependiendo de la frecuencia con que los usamos.

El/la lector/a que lee de manera profunda debe protegerse de distracciones y estar muy atento/a a los detalles del lenguaje: entra en un estado que el psicólogo Victor Nell, en un estudio relacionado con la lectura por placer, compara con un trance hipnótico. Nell afirma que cuando los/las lectores/as disfrutan de esta experiencia, su ritmo de lectura se ve ralentizada. La combinación de rapidez, fluidez y decodificación de palabras se produce sin prisas, ya que los/las lectores/as se toman su tiempo para reflexionar, analizar y fundamentar opiniones propias, estableciendo una relación íntima con el autor.

Pero existe otra razón por la que salvar la lectura profunda: la preservación de un tesoro cultural. Al igual que la información en disquetes y cintas de cassette que se perdieron, las personas debidamente culturizadas serán las únicas que se mantendrán con el paso del tiempo, compartiendo su cultura.  Hoy en día, con miles de millones de libros impresos y almacenados en línea, lo que se encuentra en peligro de extinción son los lectores, no de los libros. 
Nuestra obligación es intentar que los/las jóvenes participen en la lectura profunda.

0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España