Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

Padres

Familias

INTERNET, UN MUNDO DE POSIBILIDADES
Buenas prácticas, guías para un correcto uso de las tecnologías y redes sociales, blogs,
enlaces de interés, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Buenas prácticas

Recomendaciones para fomentar la lectura en nuestros hijos

Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  498 votos
niño leyendo

Autora: Miriam
Artículo publicado en www.pequesymas.com 17/05/2011

Ya os comenté que a mi pequeño le gustan mucho las matemáticas. Disfruta con las sumas preguntado a todo aquel que se le cruza en su camino e incluso aunque no han comenzado a estudiarlo en la escuela, ya se atreve con las multiplicaciones. Pero como a la gran mayoría de nosotros, hay cositas que se le resisten, porque no le apasionan de la misma manera. Por ejemplo la lectura.

Personalmente pienso que la lectura es la base de las inquietudes, de la cultura, de lo que nos rodea. Si hablamos del presente, la escritura y la lectura de lo que vemos, es la manera que tenemos muchas veces de comunicarnos con el exterior. Por este motivo es necesario, que no agobiemos a nuestros pequeños en esta tarea del aprendizaje y de la pasión por leer. Es mucho mejor y más apropiado, el intentar desde pequeñitos proporcionar la base del amor hacia la lectura.

Me gustaría compartir algunos consejos con todos vosotros de los que yo he aplicado en casa con mis dos hijos, ¿os apetece?, pues ahí vamos:

  • Tener los libros a mano, es algo que ayuda a nuestros hijos a no depender de nosotros cuando quieren leer. Así lo hacemos en casa. Los libros infantiles ocupan las estanterías más bajas.
  • Que los temas a leer en sus ratos de ocio siempre sean del agrado de los pequeños es algo esencial. ¿A alguien le apetece leer en su tiempo libre sobre cosas indigeribles? a mi personalmente no.
  • Leer con nuestros pequeños. Esto es algo que mi hijo de siete años me demanda mucho. Ahora que ya no le cuento tantos cuentos, prefiere que leamos acompañados. Eso es compartir con nuestros hijos un tiempo bonito y de calidad.
  • Visitar la biblioteca juntos y mostrarles la grandeza que tiene el perderse en ella. Ojalá que mis hijos disfruten tanto como lo hago yo cuando tengo la oportunidad de hacerlo.
  • Inventar historias juntos, motivarles para escribir cuentos con dibujos y explicaciones. La imaginación es una gran aliada de la lectura. Cuando vemos imágenes por televisión o en películas, podemos decir que nos lo dan todo hecho. La grandeza de la lectura, es que nuestra mente es la encargada normalmente de trabajar y cada uno el que realiza esa visión de lo leído a su propia medida.
  • Respetar sus deseos y elecciones. Todos no tenemos los mismos gustos, ni las mismas pasiones. Como he empezado contando a mi hijo le encantan las matemáticas y hay noches que antes de dormir prefiere que hablemos de tablas de multiplicar que de cuentos. Yo intento poner en práctica lo que acabo de explicar anteriormente de una forma tranquila y pausada, para que así, poquito a poco, encendamos la llama de la pasión lectora.

No obstante, hay algo que predomina sobre todo lo demás: el respeto hacia mi hijos y sus gustos. Primero, porque ante todo, mi hijo es una persona y se merece todo el respeto.

Además, imaginad que os obligan a diario a comer algo a la fuerza: por ejemplo, una manzana. Y además no es algo que os guste demasiado. ¿Podéis adivinar el resultado, verdad? Odiaréis la manzana para siempre.

En cambio si os la van ofreciendo de diversas maneras: unos días al horno, otros días en pastel, en trocitos crudos, cocinada con alguna carne... estoy segura que poco a poco la iremos tolerando, aceptando. O quizás no. Pero al menos, cuando oigamos el nombre de manzana, no se nos pondrán los pelos de punta.

Espero, que estos consejos y esta pequeña comparativa, os ayuden a entender la lectura como algo maravilloso que transmitir con todo el respeto a nuestros hijos. Nosotros los adultos somos los encargados de ofrecer a nuestros hijos todo aquello que merece ser aprendido, pero no de cualquier forma y por obligación. Si no de una manera provechosa y sutil, propia de aquel que en su día tuvo la experiencia de aprender y que hoy no quiere que esas personas a las que tanto ama, tengan los mismos errores.

Foto| KOMUnews en Flickr

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España