Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

aplicacion de las nuevas tecnologias al sector educativo

Centros y Docentes

ESPACIO PARA DOCENTES TIC ACTIVOS DEL PROGRAMA ESCUELA 2.0
Directorio de recursos educativos catalogados por cursos y competencias,
blogs de profesores y centros, listado de herramientas 2.0, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Artículos y actualidad

La Educación Pre-escolar y la Igualdad de Oportunidades

Adelantar la escolarización de los niños y niñas, tal como viene haciéndose en determinados países europeos, empieza a ser un tema de conversación muy frecuente en nuestros círculos: sin embargo, los argumentos viran siempre hacia las ventajas que supone individualmente, para el sujeto escolarizado/a, desde el punto de vista psicológico y de desarrollo.

 
En ese sentido, la reflexión parece coja si no tenemos en cuenta un enfoque sociológico. La primera socialización es un asunto ampliamente abordado desde todas las disciplinas que se tratan en las Facultades de Ciencias de la Educación, por eso siempre me ha resultado extraño el descuido existente en España hacia la (mal) llamada "Educación Infantil". Pocas personas divulgan sobre Educación Infantil per se desde el punto de vista de la Sociología de la Educación y lo que esta enseñanza, de ser formal, supondría de cambio o de inercia a nivel estructural.

Desde luego, el asunto de reflexión que propongo es muy complejo y no pretendo profundizar todo lo necesario, sino que mi intención es, más bien, desatar el debate, aunque solo sea interno con respecto a nuestras convicciones ideológicas y formas de concebir la Educación y la Enseñanza. Seré breve, lo prometo. Tres preguntas: ¿Es una condición necesaria para hablar de igualdad de oportunidades? ¿Es una condición suficiente? ¿Es suficiente la igualdad de oportunidades?  Como mi intención no es extenderme indefinidamente, me permitiré, como he dicho, ser breve y dar pie a las conclusiones de cada uno y cada una de vosotras.


 
1. ¿Es una condición necesaria para hablar de igualdad de oportunidades?

La socialización primaria juega un papel funadmental en lo que se refiere a la alfabetización lingüística, matemática, digital y artística de los sujetos, que "heredan", por así decirlo, de su entorno familiar los cimientos que les permiten adaptarse o no a la "cultura legítima" que se trasmite en la Educación formal. La Educación formal tan solo es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años. Sin embargo, los niños y niñas se quedan desamparados por el sistema hasta una edad muy tardía: los seis años, donde sí se fuerza la escolarización. En el caso de infantes en una clara desventaja o que pertenecen a grupos socialmente excluídos, ese desamparo es una condena, y las pocas y pocos sujetos que salvan dicha desventaja no son una confirmación de la igualdad, sino más bien de lo contrario: e trata de hiperselección, sin más.

Es más: considerando que la Educación Infantil (no obligatoria) comienza a los cuatro años, mi opinión también se extiende a esta etapa. Es muy tarde. Más allá de la obligatoriedad, me gustaría que las cosas empezasen, primero, por las garantías: paso a paso, podríamos hablar de obligatoriedad si el consenso dentro de la comunidad docente lo permitiera; primero deberíamos garantizar que existe una educación infantil desde las primeras etapas (desde que el o la bebé deja de ser tal cosa) gratuita y pública, que intente abordar esa desigualdad de base que es, en sí misma, muy acusada.

Además, el acceso a la socialización con iguales (y con superiores, como las maestras y maestros) y fuera del núcleo doméstico tiene ventajas difícilmente discutibles para los niños y niñas escolarizados a edades muy tempranas, reduciendo enormemente la brecha educativa entre los colectivos más pudientes y con mayor acceso a la educación y los colectivos más excluídos. Las guarderías públicas y gratuitas facilitan, por otro lado, la insercción laboral de las personas encargadas del cuidado, aumentando el flujo de ingresos del núcleo familiar y suponiendo, así, otro avance en lo que a igualdad de oportunidades se refiere, porque....


 
2. ¿Es una condición suficiente?

No. La principal circunstancia de desigualdad del alumnado se refiere a desigualdades estructurales y a desventajas significativas en los núcleos familiares y los escasos medios materiales con los que cuentan. En época de crisis, como ahora, esa limitación económicamente objetiva de las familias es más acusada y extremadamente peligrosa, no solo para colectivos vulnerables. Las guarderías son impagables para la mayor parte de las familias. La igualdad de oportunidades de la infancia requiere de intervención social a escala sistémica: lo demás, son parches y no funciona.

3. ¿Es suficiente la  igualdad de oportunidades?
 
Sí y no. Si las medidas de intervención para garantizar un acceso igualitario se aplicasen a nivel sistémico  y no solo en partes aisladas del sistema (como en la Educación), aunque dicho objetivo sea del todo utópico, el cambio, para bien, sería muy significativo: una vez que se reduce la brecha económica y cultural de las familias sí tiene sentido hablar de cierta igualdad de oportunidades.
 
Sin embargo, dicha igualdad de oportunidades siempre se verá truncada por factores estructurales e históricos que convierten (y no podemos albergar demasiadas esperanzas de cambio) a ciertas personas y colectivos de personas en outsiders, vulnerables o marginados/as. A menudo, la igualdad de oportunidades requiere de medidas de discriminación positiva hacia dichos grupos para ser, verdaderamente, igualdad. Negar esa pertinencia es poco sostenible desde la Sociología de la Educación: las medidas de discriminación positiva intentan paliar la desigualdad de base para alcanzar, en la medida de lo posible (muy limitadamente), la necesaria igualdad de resultados.
0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España