Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

Alumnos

Estudiantes

¡APRENDER DIVIRTIENDOTE ES POSIBLE!
Juegos, concursos, comunidades virtuales, enlaces a webs, videos, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Artículos y actualidad

6 (sorprendentes) técnicas de estudio de una Premio Fin de Carrera

Es una obviedad decir que, para ser el o la mejor estudiante, hace falta estudiar mucho... Es, incluso, redundante, ¿verdad? Hay algo más que eso; cada persona es un mundo y las técnicas de estudio o contextos que hemos de generar en nuestro lugar de trabajo pueden ser muy diferentes: tienes que personalizar tus estrategias y crearlas pensando tan solo en ti, en tu autoconocimiento y en lo que te conviene. Ahora bien, siempre viene bien conocer lo que hacen los/as estudiantes excelentes:  Stefanie Weisman cuenta en Edudemic las costumbres que más la ayudaron antes de graduarse en Columbia con la nota media más alta de su promoción.
 
estudiar
  • Comer durante los exámenes
Un examen es un maratón mental: sea del tipo que sea, se requiere de una intensa concentración durante un periodo largo de tiempo (que en la Universidad puede alargarse mucho más). Es fácil perder esa concentración, perder fuerzas, agotarte; cada vez que eso me pasaba, sacaba mis armas secretas: manzana, queso, fruta o frutos secos. Son alimentos saludables, fáciles de comer, no son ruidosos (por cortesía al resto de compañeros) y se pueden sostener con una mano. Si no está permitido comer, lleva agua contigo, té y/o café.

  • Estudiar en la cama
Muchas guías sobre técnicas de estudio advierten dramáticamente sobre las maldades de estudiar en la cama: dicen que acabarás con el libro como almohada, que hay que mantener el "área de dormir" independiente de cualquier área identificable con el trabajo, etc. Pero a mi me encanta estudiar en la cama: me podía concentrar. De hecho, era uno de los pocos lugares en los que realmente estaba concetrada, cómoda. Si a ti te pasa algo similar y realmente te resulta más fácil trabajar de forma poco ortodoxa (ortodoxia=lo que diga el libro o guía de turno), ¿por qué ibas a hacerle más caso a un señor o señora que no te conoce de nada que a ti mismo/a? ¿Estoy diciendo que todo el mundo debería estudiar en la cama? Pues no: estudia donde mejor te concentres y estés cómodo/a (un banco en el parque, la biblioteca, la cocina, el escritorio de tu habitación, el sofá del salón, la playa, bla, bla, bla...)

  • ¿Grupos de estudio?
A lo largo de la carrera, huía como la peste de los grupos de estudio: a menudo, son ciegos guiando a ciegos y, además, estudiar con tus amistades dificultará tu concentración y te hará perder muchísimo tiempo de estudio... Demasiada charla, demasiada distracción. Los grupos de estudio están bien para revisar los exámenes, las prácticas o si tienes un grave problema de motivación que solo se va obligándote a estudiar rodeado de otros/as que hacen lo mismo.

  • Las lecturas, despúes de clase
¿Puedes hacer la lectura asignada antes de clase? Sí, por supuesto; no me malinterpretes: deberías. Sin embargo, si el volumen de bibliografía crece y se multiplica por centenares, leérselo todo es imposible: necesitas un apoyo previo, que es la clase. Cuando estás familiriazada/o con los conceptos y el material, te será más fácil leer rápido y, lo que es más importante, seleccionar la información. La cantidad de tiempo que pasas en el aula es fija, pero no lo que vas a dedicar a la lectura: de este modo podrás reducir tu tiempo de estudio. Ojo: si la participación cuenta o cabe la posibilidad de exámenes sorpresas, no lo hagas. Llévatelo todo leído y preparado

  • Mantenerte en silencio después de los exámenes
¿Qué pasa cuando acaba el examen? El caos se desata, todo el mundo compara sus respuestas con todo el mundo, parece que tu vida depende de la respuesta de la que se sienta en el pupitre de al lado... Pues no: evita este ritual grotesco y vete a tomarte un refresco. ¿Para qué esa ansiedad y frenesí cuando ya es absolutamente inútil? ¿Por qué debería confiar en que las respuestas de mis compañeros son las correctas? 

*NOTA DE ESCUELA20.COM
Es más: previamente, mantén ese silencio: lograrás ir tranquilo/a al examen, que es mucho más útil que intentar aprender 5 minutos antes lo que no has estudiado en meses y no sabrás ahora, de repente, por ciencia infusa. Llega puntual a la Facultad/IES y entra en el aula, siéntate y prepara lo que vas a necesitar: evita llegar antes de tiempo. La tranquilidad es mucho más importante, repito, que un pequeño e insignificante detalle cuya probabilidad de ser crucial en el examen es bajísima y que puede generarte una ansiedad innecesaria

  • Escuchar a Mozart
Desde Secundaria, siempre he estudiado con Amadeus de fondo: puede ayudarte a mejorar tu concentración y estado de ánimo (pero no va a aumentar tu cociente intelectual...). Cualquier obra clásica de cualquier compositor te servirá; si no te gusta la música clásica, no obstante, prueba con otro tipo de música alegre, instrumental (es muy importante que NO tenga letra que te pueda desconcentrar) y con un ritmo constante.

0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España