Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

Alumnos

Estudiantes

¡APRENDER DIVIRTIENDOTE ES POSIBLE!
Juegos, concursos, comunidades virtuales, enlaces a webs, videos, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Artículos y actualidad

25 fórmulas para dejar de fumar

Conoce las 25 maneras para dejar de fumar para siempre, lo que te proporcionará una mayor salud.
Durante las últimas décadas, en EEUU, las estadísticas no son precisamente brillantes. Hoy en día, fuman uno de cada cuatro hombres y una de cada cinco mujeres, algo que soprende mucho a quienes nunca han fumado. Los siguientes 25 consejos te ayudarán a tener éxito en la lucha contra el tabaco.

 
Exfumador
1. El Doctor Faniel Z., director del Centro de Investigación de Psiquiatría Clínica de la Universidad de Washington sugiere dibujaruna línea en el centro de un folio y escribir a un lado las cosas que te gustan de fumar y al otro, las cosas que no te gustan, como lo perjudicial que resulta para la salud, lo que supone para tu trabajo, para tu familia... Tómate tu tiempo y haz los cambios que necesites. Cuando la lista del lado negativo sea más extensa que la del lado positivo, estarás listo para dejar de fumar.

2. Ha otra lista en la que escribas por qué no es fácil para tí dejar de fumar. Se trata de algo importante porque cada motivo supondrá un nuevo desafío. Algunos ejemplos serían "la nicotina es adictiva", "fumar me ayuda a lidiar con el estrés"... Cuanto antes nos demos cuenta de los motivos por los que fumamos antes buscaremos una solución verdadera a los mismos.

3. Haz tu mismo un contrato con una fecha para dejar de fumar y un testigo que te sirva de apoyo.

4. Escribe en una tarjeta todas las razones para dejar de fumar y mantela cerca en todo momento. 

5. Como estas a punto de dejar de fumar, no compres más cartones, sino cajetillas en su lugar y lleva contigo 2 o 3 cigarrillos nada más. Te darás cuenta de que no tienes suficientes cigarrillos para fumar y los repartirás mejor.

6. Haz una lista de cuándo fumas, lo que haces en ese momento, si lo haces en determinados momentos del día o en determinadas actividades (cigarrillos rutinarios). A continuación, orgaiza otras cosas que puedas hacer en esos momentos.

7. Realiza una lista de cosas que podrías hacer cuando tuvieras muchas ganas de fumar un cigarrillo: dar un paseo, besar a tus seres queridos, jugar con el perro, lavar el coche, ordenar la casa... Haz copias de esa lista y ten una contigo en todo momento: podrás sacarla rápido y hacer algo de lo que pone, estés donde estés.

8. Cuano llegue la fecha de dejar de fumar, tira todo lo que te recuerde al tabaco: ceninceros, mecheros, pitilleras, etc.

9. En vez de salir a fumar un cigarrillo en el trabajo, juega al solitario en el ordenador: se tarda lo mismo, pero es más divertido. Si tu empresa no te permite jugar llama por teléfono a alguien o come una fruta al aire libre.

10. Tómate una taza de te cuando antes hubieras fumado un cigarrillo /con el desayuno, después de comer o después de cenar). Beberlo lentamente mientras se está enfriando te aliviará el estrés tanto como la nicotina.

11. Sustituye el hábito de fumar por otro más saludables. Por ejemplo, por cada cigarrillo, cómete cuatro nueves. De esta manera también utilizass tus manos y tu boca, consiguiendo las mismas sensaciones físicas que si fumases.

12. Lleva contigo cigarrillos con sabor a canela y chúpalos cada vez que tengas ansiedad.

13. Práctica acupuntura: existen pruebas de que ayuda a evitar los antojos de cigarrillos. No es necesario ir a un profesional, sino que podrás hacerte tus propias sesiones con semillas y cinta adhesiva en los puntos concretos, cada vez que surgen los antojos.

14. Pásate por la tienda de alimentos saludables para comprar avena: 1ml cuatro veces al día ayuda a que los fumadores de tabaco habituales disminuyan el número de cigarros que fuman, notablemente.
 
15. Piensa en las dificultades del pasado, con ayuda de las personas de tu alredor, y recuerda tus triunfos: esto te dará la confianza necesaria para continuar con tu compromiso.

16. Para evitar los antojos, cambia tu rutina. Sientate en una silla diferente a la habitual para desayunar o vete a trabajar pod calles diferentes. Si solías tomar algo (y fumar) al salir del trabajo, cámbialo por un paseo. 

17. Cuenta a las personas de tu alrededor (familia, amigos, compañeros de trabajo...) cómo te sientes ante las situaciones relacionadas con el tabaco, en lugar de guardártelas todas para tí. Si algo te enfada exprésalo, si te aburres, busca algo que hacer... lo que sea con tal de no encender un cigarrillo.

18. Si tienes una reacaída, empieza de nuevo, no te des por vencido: algunas personas tienen que dejar de fumar hasta 8 veces antes de lograr su objetivo. 

19. Guarda en un sobre todo el dinero que ahorras en lo que antes te hubieras gastado en tabaco: podrás hacer con ese dinero un montón de cosas que antes no hubieras podido.

20. Pásate al café descafeinado hasta dos meses después de haber dejado de fumar: el exceso de cafeína puede causar nerviosismo mientras se intenta dejar de fumar.

21. Crea un ambiente libre de humo a tu alrededor, es decir, no dejes que nadie fume en tu casa, coche o incluso a tu lado en un restaurante. 

22. Lleva contigo siempre algún alimento saludable para llevarte a la boca cuando el cuerpo te pida un cigarrillo: pipas, pistachos, chicle, zanahoria...

23. Imagínate jugando al tenis. Según investigadores británicos, aquellas personas que se visionan a sí mismas al tenis son más capaces de dejar de fumar que aquellos que no lo hacen, así que ya sabes!

24. Sal a la calle cuando estés de buen humor: los estudios demuestran que hay menos probabilidad de éxito cuando se está deprimido o bajo mucho estrés.

25. Cuelga la siguiente lista en algún lugar visible de tu casa y cada vez que te entren ganas de fumar un cigarrillo párate a leerla, de tal manera que te des cuenta de cómo puede el tabaco dañar tu salud:

- Aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, vejiga, páncreasa, boca, esófago...
- Reduce la fertilidad.
- Debilita los huesos.
- Afecta a la capacidad mental y a la memoria.
- Aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, depresión y alzheimer.
- Aumenta la probabilidad de impotencia.
- Afecta al gusto y el olato.
- Aumenta la posibilidad de tener bebés prematuros.
- En los adolescentes, aumenta el riesgo de depresión.
- Existen más posibilidades de sufrir un infarto, derrame cerebral y tener una presión arterial alta.
- Aumenta el riesgo de diabetes.
- Crece el riesgo de obesidad y diabetes en tus hijos si fumas durante el embarazo.
0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España