Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

Padres

Familias

INTERNET, UN MUNDO DE POSIBILIDADES
Buenas prácticas, guías para un correcto uso de las tecnologías y redes sociales, blogs,
enlaces de interés, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Actualidad

Desarrollando la iniciativa y el autoconocimiento durante la adolescencia

Desde la revista online Phychology Today (en inglés) os hemos seleccionado un artículo, traducido, de la Dra. Marylin Price-Mitchell sobre las acciones que las familias y docentes hemos de llevar a cabo con nuestro alumnado o hijos(as) adolescentes para hacer crecer su autonomía, su autoestima y el conocimiento de sí mismos(as), durante esta época tan difícil, para lograr un ambicioso objetivo final: la iniciativa persona
 
iniciativa
Marilyn Price-Mitchell, Ph.D.
¿Qué aprenden las(os) adolescentes ante los obstáculos y cambios de la vida?

Lo que quiere decir "tener iniciativa" es un asunto muy complejo; no creáis que no hay tras de esta expresión tan común una larga y compleja investigación. La iniciativa juvenil es importante, y es algo que no se da de un modo homogéneo en la juventud adolescente: unas(os) tienen más iniciativa que otros(as). Podemos definir esta capacidad como una habilidad para dirigir, intencionalmente, la vida, los actos, hacia una dirección que marcamos y fijamos nosotras(os); es una motivación, intrínseca y extrínseca, para lograr nuestros objetivos a medio y largo plazo. Pues bien: esta capacidad se desarrolla durante la adolescencia a través de experiencias de control/dominio y del establecimiento de relaciones de apoyo con nuestros iguales y el mundo adulto. 

La iniciativa, como todo, puede utilizarse con buenos o malos fines. Hemos de tener en cuenta que la educación en valores desde la infancia desarrolla una iniciativa en el marco de la asertividad. Los valores que las jóvenes y los jóvenes asumen desde la infancia forjan su propia identidad y quedan incorporados en la vida adulta.
 
 
Experiencias para "enseñar" la iniciativa

Cuando participamos en ciertas actividades, aprendemos y desarrollamos nuestra iniciativa; en el estudio de investigación de la autora, Civic Learning at the Edge, Transformative Stories of Highly Engaged Youth, se ha tratato la vida de jóvenes a los(as) cuales se les ha inculcado la iniciativa desde corta edad; esta investigación apoya otros estudios, que han identificado tres aspectos a destacar en el aprendizaje de las y los jóvenes para lograr, exitosamente, sus metas:

1. Los(as) adolescentes deben elegir proyectos y actividades que les brinden una recompensa interna: creatividad, autonomía, dignidad o una diferencia con respecto a la vida de otras personas.
  • Las recompensas externas no desarrollan la iniciativa: premios, buenas calificiones, dinero y otros refuerzos semejantes.
  • En las aulas, con las tareas propias de la Educación Tradicional, no es, precisamente, donde más desarrolla un(a) jóven su capacidad de iniciativa: la elección es limitada. No obstante, son cada vez más los(as) docentes que intentan proporcionar a su alumnado una mayor autonomía en el desarrollo de sus estudios, proporcionando una verdadera recompensa: automotivación, autocontrol, autorregulación del aprendizaje y, en consecuencia, una gran autoconcepto y autoestima respaldada por el logro de objetivos significativos para cada individuo. ¡Y todo esto puede combinarse con una educación de carácter más "academicista"!
  • Las actividades extraescolares - deporte, música, pintura, etc. - también nos ayudan.

2. Las actividades deben ser de propia elección, sí; pero en ambiententes que contengan las reglas, desafíos y problemáticas o complejidades que podemos revivir en el "mundo real" y que son inherentes a éste: desafíos intelectuales, interpersonales e intrapersonales.
  • Las familias deben evitar la sobreprotección: es necesario ejercitar el pensamiento crítico, sobre ellas(os) y sobre el mundo, aprender a convivir y reflexionar sobre su progreso.
  • El juicio ajeno sobrevuela sobre todos y todas, y el(la) joven debe aprender a retroalimentarlo positivamente mediante estrategias compensatorias y comportamientos adecuados a cada circunstancia: estas experiencias son importantes y valiosas.

3. Aprender a mantener las actividades en el tiempo, a no abandonar y a perseverar es un gran reto; puede que sea el verdadero desafío.
  • Es mejor concentrarse en pocas cosas, en uno o dos hobbies y metas, durante un periodo largo de tiempo que enfocarse en un montón de actividades y objetivos diferentes.
  • Además de aprender la - nada anodina - perseverancia, nos proporciona más oportunidades para enfrentarnos a una mayor variedad de desafíos: el mayor aprendizaje se deriva, muy a menudo, de las circunstancias más difíciles.
  • Saber que podemos superar los obstáculos, aprender de la lucha y beneficiarnos de los errores es una buena base para nuestro éxito futuro, seamos o no adolescentes.
 
 
 
¡Animémoslas(os) al desafío!

Las familias y docentes no debemos limitarnos a observar el camino hacia la edad adulta de nuestros(as) "desamparados(as)" y "desvalidas(os)" adolescentes. Investigar y conocer los tipos de experiencias que fomentan las habilidades de iniciativa y autonomía personal es el primer paso que debemos abordar para proveerles, precisamente, de éstas: un primer paso que ayuda a convertirse en adultos y adultas con éxito, que creen en sí mismas(os) y que logran sus más ambiciosos objetivos.
0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España