Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

Hemeroteca

ESPAÑA
Está viendo: 
  • Hemeroteca
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Hemeroteca

El inglés, la asignatura pendiente de alumnos y profesores.

Son pocos los docentes funcionarios aptos para impartir su asignatura en otro idioma. Con las oposiciones congeladas, los interinos buscan allí su hueco.
 
Nadie duda de que el inglés es la lengua vehicular del siglo XXI y de que es imprescindible su dominio para que un país sea competitivo. Sobre el papel, en sus programas electorales, los principales partidos españoles lo afirman y lo repiten cada vez que se inaugura un nuevo centro bilingüe o sección dentro de un instituto. Pero existe un profundo y serio problema de base: la mayoría de los docentes de Primaria y Secundaria no tienen el nivel de inglés suficiente para impartir en esta lengua sus asignaturas. La desproporción es evidente y se agrandará a medida que aumenten los colegios e institutos bilingües. En Madrid hay 345; en Andalucía, más de 800.

En esta última comunidad, se empezó el pasado curso con 129 plazas bilingües sin ocupar y se organizó una convocatoria extraordinaria entre interinos, aunque finalmente no sustituyeron a quienes impartían las materias en español porque con el trámite era ya marzo y los centros se negaron al remplazo.

Francisco Lorenzo, profesor de Filología en la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, es optimista: “Desde hace 10 años que empezaron los programas se han hecho avances realistas. Los profesores antes tenían un nivel más bajo y necesitaban un asistente (un extranjero de apoyo), pero cada vez menos”. Además de la presencia de auxiliares, este curso por primera vez el Ministerio de Educación ha ofertado 60 plazas de “profesor visitante”.

El Ministerio de Educación se propuso en 2011 como objetivo para 2020 “que todo el profesorado que vaya a impartir su materia en una lengua extranjera tenga acreditado, como mínimo, el nivel C1 de referencia”. El C1 equivale al usual diploma Advanced de la Universidad de Cambridge. “Olvidamos que los programas plurilingües empezaron en Bruselas en los años cincuenta. Lo que ocurre es que en España solo tenían acceso las clases pudientes hasta que hace 10 años se ha empezado a aplicar en la red pública”, subraya Lorenzo.

Impartir la materia —cualquiera menos Lengua Española y Matemáticas— tiene sus beneficios. En algunos casos son económicos: en Madrid, por ejemplo, un complemento de dedicación de hasta 173 euros al mes. Y en todos, mejoras organizativas. En cada centro hay un coordinador del programa en inglés y se ofertan cursillos de perfeccionamiento en el extranjero o lo que se llaman “villas inglesas” dentro de España. Y, por supuesto, a nadie se le escapa que los adolescentes que se decantan por la enseñanza bilingüe son alumnos más motivados, con cierta sensibilidad y normalmente con mejores expedientes académicos.

Seguir leyendo en:
0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España