Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

Hemeroteca

ESPAÑA
Está viendo: 
  • Hemeroteca
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Hemeroteca

Más bachillerato, pero sin dañar la ESO

El presidente electo del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció el lunes un importante cambio en el sistema educativo: el bachillerato (la vía académica hacia la Universidad) tendrá tres cursos en lugar de dos.
 
No aclaró si sería retrasando la llegada a la Universidad hasta los 19 años, o quitándole un curso a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO, que ahora tiene cuatro). En el PP nadie quiere precisar este punto hasta que se forme nuevo Gobierno, pero el propio Rajoy presentó en enero de 2010 un documento para el fracasado pacto por la educación en el que sí se daban detalles. Aquel texto proponía “organizar en dos ciclos la Educación Secundaria: Secundaria General (3 años de duración, de 12 a 15 años) y Secundaria Superior (3 años de duración, de 15 a 18 años); esta última con dos vías: Bachillerato y Formación Profesional”.

¿Es la medicina que hace falta contra el fracaso escolar, como dice el PP? ¿O es un disparate pedagógico que además segregará a los alumnos y abundará en las desigualdades sociales? ¿Es un cambio menor o pondrá patas arriba la secundaria, como ha dicho Pérez Rubalcaba?

Si se pone en marcha tal y como lo presentó Rajoy, se trataría de adelantar un año la separación de los alumnos, a los 15, pero manteniendo la escolarización obligatoria hasta los 16. Es decir, que los alumnos de 15 años deberán decidir si van al bachillerato o a la Formación Profesional y estarán obligados por ley a cursar, al menos, el primer curso. Incluso si piensan dejar los estudios a los 16 años.

Esto aplica a los que no hayan repetido curso. Los que vayan con algún curso de retraso podrán entrar a los 15 en una vía paralela a la secundaria: los programas de cualificación profesional inicial (PCPI). Estos son cursos para que los estudiantes a los que se les da peor el instituto aprendan las bases de un oficio. Después pueden sacarse el título básico (ESO), pasar a FP o saltar al mercado laboral.

La idea del PP es que, al sacar antes de la vía común a los peores académicamente hablando (bien hacia la FP o al PCPI), se reducirá el abandono escolar (aunque ha bajado en los últimos dos años, el 28,4% sigue siendo casi el doble de la media europea). Además, los bachilleres estarían mejor preparados para la Universidad con tres cursos en lugar de dos.

En la primera parte (más bachillerato), hay muchísima gente de acuerdo, pero no con que se haga a costa de menos ESO. Así se han expresado desde los sindicatos CC OO y UGT hasta las Escuelas Católicas, patronal de los centros religiosos, mayoritaria en la enseñanza concertada. Reducir la ESO supone “un recorte a la igualdad de oportunidades y una poda a la función de compensación de las desigualdades individuales y colectivas que debe tener la escuela”, dijo en una nota la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres (Ceapa), mayoritaria en la escuela pública.

Seguir leyendo en:

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España