Escuela20 

 
Búsqueda en los contenidos de la web

aplicacion de las nuevas tecnologias al sector educativo

Centros y Docentes

ESPACIO PARA DOCENTES TIC ACTIVOS DEL PROGRAMA ESCUELA 2.0
Directorio de recursos educativos catalogados por cursos y competencias,
blogs de profesores y centros, listado de herramientas 2.0, foros, noticias...

Está viendo: 
  •  
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • digg (en nueva ventana)
    • del.icio.us (en nueva ventana)
    • meneame (en nueva ventana)
    • fresqui (en nueva ventana)
    • technorati (en nueva ventana)
    • linkedin (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)
    • my yahoo (en nueva ventana)
    • my space (en nueva ventana)
  •       

Artículos y actualidad

¿Cómo gestionar un aula de gran tamaño?

De nuevo, os traemos traducido un artículo de Chiew Pang, desde la web del ITDI (International Teacher Development Institute), que nos parece - por suerte o por desgracia - muy oportuno. ¿Cómo trabajar con el alumnado, mantener un buen clima y asegurar un ruido mínimo?
 
En primer lugar, ¿cuándo es grande el aula? ¿Necesitamos 30 estudiantes, 50 o 300 para considerarla tal cosa? El tamaño es un poco relativo, ¿no os parece? Para alguien acostumbrado(a) a un aula con 100 estudiantes, 30 alumnos(as) es todo un lujo. La dificultad real no es el número de alumnos y alumnas en sí, sino las consecuencias que ese número implican.

Una queja, muy persistente, de los y las docentes es, en efecto, el número de estudiantes que hay en su clase. Pero, ¿cuál es verdaderamente el problema? ¿Acaso no hay aire para todos y todas, o no hay sillas? Eso es poco probable. ¿Es demasiado ruidoso y demasiado impersonal? Puede; tal vez.

  • La práctica más común en un aula grande es trabajar en grupo: establecemos una tarea y los grupos se ponen a trabajar sobre ella mientras el profesor o la profesora se mueve y vigila. Las preguntas y dudas pueden ser tratadas, en gran grupo, después. Para evitar perder tiempo para formar los grupos, los lleva pre-ordenados y establece una lista quincenal o mensual que, al parecer, hace que todo el mundo sepa a qué equipo pertenece.

  • Hay muchos criterios para formar estos grupos y todos ellos tienen ventajas y desventajas: decidimos si formar grupos en un nivel de rendimiento académico similar para que trabajen al mismo ritmo o mezclar a estudiantes más avanzadas(os) con aquellos(as) que presenten alguna dificultad.

  • Otra cosa que podríamos hacer como alternativa al trabajo en grupo es el trabajo en equipo: creamos tareas específicas para cada estudiante que contribuyan a un resultado final. También es posible - todo esto depende de la clase - que ellos(as) mismos(as) decidan sus tareas específicas y pacten acerca de ello.
 
Si tenemos la suerte de contar con un aula de informática entonces tenemos un entorno de gran utilidad para este tipo de grupos.
  • Una disposición en herradura de las mesas donde están los ordenadores permite controlar lo que los y las estudiantes hacen y poder intervenir para ayudar y guiar a quien lo necesite. Posibilitamos el trabajo individual con cuestionarios interactivos, juegos y otras herramientas que, además, les permitirán comprobar su progreso y realizar las actividades a su propio ritmo, repitiendo tantas veces como necesiten.

Otra queja común sobre estas clases de gran tamaño es la disciplina.
  • Si establecemos las normas desde el primer día, somos constantes en su cumplimiento e involucramos al alumnado en su creación y cumplimiento no debería ser un problema tan grave como te imaginas. Involucrar a los y las estudiantes hace que sean más propensos(as) a seguirlas: podemos elegir "asistentes" para ayudarnos con la administración, pedir a otros que hagan un moral con las reglas de clase y las del centro educativo, pactar las normas de aula, etc.

Por último, el ruido. Sí es verdad que este problema es importante. ¿Cómo conseguimos su atención?
  • Gritar no es una solución, y golpear la mesa mucho menos. Si la clase es tan grande que, incluso estando en silencio, el ruido de ambiente impide una escucha clara a todos y todas (como sucede en muchas aulas universitarias) tal vez necesites un micrófono. Hay trucos para conseguir el silencio repentino de la clase basados en signos que hemos de establecer en la primera clase: por ejemplo, elevar el brazo (signo de la llama: toda la clase levanta el brazo y no lo puede bajar hasta que no haya silencio)
2 Comentarios
2 Beatriz
09/07/2012 10:34:40
En China... O sea, que - en principio - podemos suponer que SÍ sabe 'algo' de aulas masificadas.
Aun así... Lo veo todo tan mega-guay-ideal que me dan ganas de reirme o de llorar. En realidad, con un estilo de enseñanza y un Sistema Educativo tradicional, rígido y ultradisciplinado, el autor debe estar encantado con una clase de 80 adolescentes híperhormonados. Los futuros profesores españoles, y los veteranos, no tendremos esa suerte. Así de claro.
1 antonio vasconcelos
07/07/2012 20:34:39
En qué planeta da clases el autor?
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

 

<< volver

Comunidades Autónomas

Mapa de España